domingo
mayo 09, 2021
64-0816
Probando Su Palabra

Amada Palabra:

La Novia se está preparando para tener otro avivamiento en nuestra alma. El Espíritu Santo una vez más nos unirá para escuchar la Palabra PROBARNOS quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Él prueba todas Sus Palabras, todas Sus Palabras. Piénsenlo, ¡todas Sus Palabras! Y Ud. era Su Palabra. Él era la Palabra, y Ud. era parte de Su Palabra. Y, por eso Ud. fue enviado aquí, para confirmar su lugar en esta vida.

SOMOS Su Palabra. SOMOS Su atributo. Él pensó en nosotros y nos conoció antes de la fundación del mundo. Estábamos en Su Mente. Tenemos representación en el Cielo por predestinación antes de la fundación del mundo. Él nos ha dado la Revelación de Sí mismo, ayer, hoy y por los siglos.

Escuchen atentamente, pues hemos llegado al final. Dios ha forzado la situación. Ha llegado el momento de actuar; Ud. debe tomar una decisión. El Hijo del Hombre ha venido y cumplido todas las Escrituras que hablaban de Él mismo. Él Lo ha probado por la Palabra. ¿Cuál es su postura?

La pregunta que Ud. tiene que hacerse hoy, es: ¿Quién fue este séptimo ángel mensajero que Dios predijo que enviaría? ¿Tenía o no las Palabras de infalibilidad como él dijo? ¿Cumplió él todas las Escrituras que hablan de sí mismo? ¿Tendrá errores el Mensaje que él habló?

¿Estará escrito en la Palabra que necesitamos más de lo que dijo el séptimo ángel mensajero de Dios? ¿Dijo Él que enviaría a alguien para interpretar lo que dijo Su mensajero? ¿Dice la Palabra que enviaría un grupo de hombres para dirigir y unir a Su Novia? ¿Dirá Él que no tienen que creer cada Palabra?

Si Ud. afirma que cree: Este es el mensaje de la hora. William Marrion Branham fue el séptimo ángel que Dios envió para revelar todos los misterios. Es el Hijo del Hombre revelándose a Sí mismo. Veamos entonces lo que dijo este ángel mensajero con respecto a QUIÉN era él.

Ahora, recuerden, ese no fue Jesús hablando allá con Abraham, que podía discernir los pensamientos en la mente de Sara detrás de Él. Ese no fue Jesús, Él aún no había nacido. Pero era un hombre en carne humana, que Abraham llamó: “Elohim, el gran Todopoderoso”. Mostrando... Y Jesús dijo: “Así como fue en los días de Sodoma”, ahora presten atención, “en los días de Sodoma, así será en la venida del Hijo del Hombre, cuando el Hijo del Hombre se manifieste”. Ya no como iglesia, ¿ven?, ya no; la Novia ha sido llamada, ¿ven? “En aquel día el Hijo del Hombre será revelado”. ¿Qué? Para unir la Iglesia a la Cabeza, unirlos, el casamiento de la Novia. El llamado del Novio vendrá aquí por medio de esto, cuando el Hijo del Hombre baje y venga en carne humana para unir a los dos.

¿Cuándo QUIÉN venga y una a la Novia? ¿Un grupo de hombres? ¿El ministerio? El Hijo del Hombre descenderá y vendrá en carne humana para unir a los dos. ¿Y qué hará este hijo de hombre, una persona en carne humana? Unir a la Iglesia con la Cabeza, unirlos, la boda de la Novia.

Sabemos que el Hijo del Hombre es la Palabra para hoy. Pero ¿QUIÉN era ese hombre en carne humana por medio del cual el Hijo del Hombre se reveló a Sí mismo? Tenía que ser un profeta; puesto que la Palabra viene SOLAMENTE a un profeta y el profeta es el ÚNICO intérprete divino de la Palabra.

La Iglesia tiene que ser la Palabra, Él es la Palabra, y los dos se unen, y, para hacer eso, se necesitará la manifestación de la revelación del Hijo del Hombre. No algún hombre eclesiástico.

¿Qué se necesita para unir a la Novia con la Palabra? Un clérigo no, sino que se necesitará:

  • La manifestación: Webster: Encarnación de algo o alguien.
  • La REVELACIÓN: Webster: Una revelación final de información que se ha guardado previamente.

... del Hijo del Hombre. ¿A través de QUIÉN se reveló el Hijo del Hombre? William Marrion Branham.

¿Pueden ver por qué el enemigo quiere que duden que cada Palabra hablada es Así Dice el Señor? ¿Esta cita NO es Así Dice el Señor y solo es los pensamientos del Hermano Branham, o su idea, o será la Palabra de Dios?

¿Creerá Ud. el significado que algún hombre le explica, o creerá lo que dice el séptimo ángel mensajero vindicado de Dios? Ud. debe hacerse esa pregunta.

Yo—yo no sé, yo... ¿Pueden ver lo que quiero decir? ¿Ven?, es el Hijo del Hombre, Jesucristo, que descenderá en carne humana entre nosotros, y hará tan real Su Palabra que eso lo unirá a Él con la Iglesia, la Novia, y entonces ella se irá a Casa, a la Cena de las Bodas.

Jesucristo, el Hijo del Hombre, revelándose por medio de Su mensajero, se unirá Él mismo con Su Iglesia como UNO y partiremos a Casa para la Cena de las Bodas. Allí está, en un lenguaje sencillo.

No soy yo quien dice eso, no son ideas o pensamientos míos, escúchelo usted mismo. Es Dios hablándole a Su Novia por medio de Su séptimo ángel como prometió en Su Palabra. No es un hombre, es DIOS.

El enemigo le dice a Ud.: "Ellos están adorando a un hombre". Yo te desafío, Satanás: no adoramos al hombre que habla, sino al SEÑOR JESUCRISTO que habla a través de aquel que ÉL ESCOGIÓ por medio del cual hablar.

Amén. Ella ya está unida, ¿ven?, vamos a la Cena de las Bodas, no al casamiento. “...llenad vuestra carne... Uds. mismos, de toda carne de los hombres poderosos, porque han llegado las bodas del Cordero”. Pero en el Rapto es que subimos a la Cena de las Bodas. Cuando la Palabra, aquí, se une con la persona, y los dos llegan a ser uno. Y ¿entonces qué hace? Manifiesta al Hijo del Hombre nuevamente, no a los teólogos de la iglesia. ¡Al Hijo del Hombre! La Palabra y la Iglesia llegan a ser uno. Cualquier cosa que hizo el Hijo del Hombre, Él fue la Palabra, la Iglesia hace la misma cosa.

Allí está de nuevo, Dios nos dice lo que está haciendo ahora mismo: UNIÉNDONOS POR SU PALABRA HABLADA POR MEDIO DEL HIJO DEL HOMBRE. La Palabra y la Iglesia (NOSOTROS) se están volviendo uno.

Ud. debe creer cada Palabra. No escuche al hombre o el razonamiento del hombre.

Y Uds. que están sentados aquí ahora mismo, si quieren, yo puedo mencionar sus nombres; ha estado—Satanás por mucho tiempo ha estado tratando de hacer que Uds. duden de mí. No hagan eso. Hermana, si Ud. hace eso, bueno, Ud., o, no tanto a mí, pero que duden. Sólo crean esta Palabra. Uds. no me tienen que creer a mí, pero crean Esto. ¿Ven? Si yo hablo esta Palabra, no es mía, es Suya. Mis palabras son distintas, pero Esta es Suya.

No es la palabra de William Marrion Branham, es la Palabra de Dios, y Satanás quiere que usted dude solo una Palabra.

Y cuando hay algo en duda, eso debe ser probado hasta que se descubra lo correcto. Y luego al descubrir lo correcto, allí dice: “Retened”. En otras palabras: “Agárrelo, no lo suelte. ¡Reténgalo!” En otras palabras: “Reténgalo con fuerza, para que no se le escape”. Retenga aquello que es bueno, después que ha sido probado “correcto”. Y cualquier cosa que ha sido probada “incorrecta”, suéltela tan pronto como pueda, apártese de ella.

Acompáñenos el domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville), con el fin de escuchar al Padre hablar por medio de Su mensajero elegido que nos unirá para el Rapto, a medida que nos dice que está Probando Su Palabra (64-0816).

El Hermano Joseph Branham

Escrituras para leer antes del servicio:

San Marcos 5:21-43
1 Reyes 10:1-3
I Tesalonicenses 5:21
Hebreos 4:12


Sermon Translations