Cartas archivadas
miércoles, 2 de diciembre de 2020

Queridos Hijos de Luz:

Cuánto amamos escuchar la Palabra cuando Él se dirige a nosotros en Su Deidad Suprema. “Yo soy el que tiene las siete estrellas en Mi Diestra; el que estuvo muerto y vivió. Soy el que tiene la espada aguda de dos filos. Mis ojos son como llama de fuego, y mis pies semejantes al bronce bruñido. Soy el principio y el fin, el Alfa y el Omega. YO SOY el Dios Todopoderoso”.

Luego Él nos dice cómo nos enviará a Su gran ángel mensajero, quien será un maestro en Espíritu, y nos mostrará grandes señales y maravillas. Él nos revelará cómo él será un vencedor perfecto y recibirá un nombre nuevo. Él le dará una “revelación especial” de quién es Él y sabrá todo con respecto a Él. Él recibirá ese Maná escondido, ese pan de la proposición, luego nos lo dará a nosotros, Su Novia.

Él nos dijo que este Elías será la misma Voz de Dios para nosotros. Será él a quien vendrá Su Palabra y tendrá la interpretación Divina de Su Palabra. Él será un gran ángel de luz que vendrá con poder y nos guiará al Señor Jesucristo.

Él nos revelará todo con respecto a esa gran ramera en Su Palabra y cómo tuvo hijos. Cómo dejó su primer amor y se convirtió en nicolaíta y pagana. Ella cometió adulterio contra Su Palabra y ahora está muerta espiritualmente y pasará por la gran tribulación.

Pero a nosotros, Su Novia, Él nos está dando una REVELACIÓN DEL CIELO, y sobre esta roca Él edificará Su Iglesia y las puertas del Hades no prevalecerán contra Ella.

Cuánto resplandecemos cuando Su Luz brilla sobre nosotros y nos dice que somos como una casa ardiendo en un día con mucho viento, inmolados antes de la fundación del mundo, lavados en Mi Sangre, llenos de Mi Espíritu, con señales y maravillas que los siguen. Son Mi pequeño rebaño que permaneció con Mi Palabra.

Esta noche, arrodillémonos en nuestra habitación; solamente nosotros y Él, y regocijémonos y digámosle desde lo más profundo de nuestro corazón: estoy tan contento de poder decir que SOY UNO DE ELLOS.

El Hermano Joseph

sábado, 28 de noviembre de 2020

Queridos peritos arquitectos:

Padre Nuestro que estás en los Cielos, santificado sea Tu Nombre. Venga Tu Reino. Hágase Tu voluntad, como en el Cielo, así también en la tierra. Te pedimos que estés con nosotros, Padre, y nos bendigas, y nos ayudes a ser sabios y peritos arquitectos en esta hora de gran angustia entre el pueblo.

Oh, cuánto amamos el tiempo de Dios. Siempre es PERFECTO. Él tiene un tiempo y una hora para todo. Su reloj siempre funciona perfectamente. Él no se retrasará ni un segundo. Todo sucederá exactamente de la manera y en el tiempo que Dios dijo que sucedería.

Pero la razón de este tiempo especial es que nosotros...El Espíritu Santo ha puesto sobre mi corazón esta advertencia de convicción que “la Iglesia en este día debería tener este Mensaje”. Porque yo creo que son los mensajes más sobresalientes de la Biblia, porque revelan a Cristo en Su Iglesia en este tiempo.

¿Hoy cómo podemos estar seguros de que cada Mensaje que escuchamos está en Su Voluntad perfecta, en Su tiempo perfecto? No creo que sea coincidencia, o la voluntad del hombre, que estemos escuchando las Siete Edades de la Iglesia en este momento.

En 1960, el Espíritu Santo le reveló a Su séptimo ángel mensajero que era hora de advertirle a Su Novia e impartir la Revelación de las Siete Edades de la Iglesia.

También es la primera vez en nuestra historia que un católico es elegido presidente de los Estados Unidos.

Él nos dijo que recordáramos la profecía que el Señor le dio en 1933; que permitirían que las mujeres votaran y, al hacerlo, elegirían a la persona equivocada. John F. Kennedy ganó las elecciones por un margen muy pequeño con respecto al presidente republicano contemporáneo, Richard M. Nixon. Se comprobó que hubo corrupción en las elecciones debido a máquinas de votación fraudulentas.

Ahora, 60 años después de ese día, el Señor nos está guiando a escuchar de nuevo Las Siete Edades de la Iglesia en el momento exacto en que se eligió un segundo presidente católico en los Estados Unidos. Además, es la primera vez en la historia que una mujer es elegida vicepresidenta. También el presidente republicano Donald J. Trump ha cuestionado estas elecciones por corrupción.

Él nos contó que Constantino estableció el Concilio de Nicea para UNIR a la iglesia y el estado y convertirlos en uno. Él tenía en mente fortalecer su imperio, consolidarlos y unirlos de alguna manera, lo cual lo convertiría en el gobernante más grandioso del mundo. El nicolaísmo y el paganismo se casaron, y formaron y dieron a luz a la primera iglesia organizada.

Como mil quinientos delegados y obispos asistieron al concilio, pero prevalecieron contra ellos por corrupción y votaron a favor de que la iglesia estuviera bajo la supervisión de papas y obispos.

Él nos contó que Acab usó por primera vez esa estrategia para fortalecer su reino y asegurarlo al casarse con la mujer Jezabel. Fue una maniobra política para UNIR al pueblo y fortalecer su reino.

y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?

Hemos sido advertidos por la Palabra que solo hay un hombre que tiene el poder suficiente para hacer eso, y es el papa.

Él dijo:

“Organicémonos y unámonos”.

El presidente electo, Biden, citó al papa Juan Pablo II cuando le dijo a los americanos que no “temieran”. También, citó un himno católico en su primer discurso como presidente electo; Biden considera que su fe es una forma de sanar y guiar.

Una semana antes del día de las elecciones, mientras se encontraba en Georgia, citó la encíclica papal más reciente, “Fratelli Tutti”, que significa “todos vamos en el mismo barco”.

En un artículo de noticias, un periodista comentó:

En general, los pasajes que Biden eligió citar indican que puede estar considerando que su fe católica debe definir su enfoque para liderar una nación compuesta por católicos y aún más personas que no son católicas.

El tiempo de Dios es PERFECTO. Vemos eventos modernos siendo aclarados por profecía. La Escritura se está cumpliendo. Un presidente católico y su vicepresidenta están UNIENDO la iglesia y el estado para fortalecer su reino como Acab y Constantino. Está sucediendo exactamente en el tiempo que nos dijo el profeta.

Pero Dios no estaba en ellas. ¿Dónde estaba Dios? Con Sus santos en algún hogar o en alguna cueva,

Gloria al Señor. ¿Qué está haciendo Su Novia? Sentados juntos en lugares celestiales en Cristo Jesús, escuchando el Alimento de Oveja.

Únanse a nosotros y sean parte del cumplimiento de la Escritura, mientras escuchamos la Voz de Dios hablándonos el domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville), al escuchar La edad de la Iglesia de Tiatira (60-1208).

El Hermano Joseph Branham

 

Escrituras para leer en preparación para escuchar el sermón La edad de la Iglesia de Tiatira.

Apocalipsis 2:18-29, 13:1-4, 13:6-8, 13:14

 


miércoles, 25 de noviembre de 2020

Querida gente de las Cintas:

Digamos juntos: "¡Alabado sea Su Nombre!"

Sencillamente no tengo palabras en mi pobre vocabulario para expresar el gozo, el amor y la paz que siento en mi corazón cuando escucho estos Mensajes, parece como la primera vez.

Qué revelación le está dando Él a Su Novia. Qué aseguranza bendita tenemos de que somos Su Novia elegida. Él habló por medio de Su profeta y oró para que NOSOTROS, Sus predestinados EN LA CINTA, conociéramos que Este Mensaje es la interpretación Divina de La Palabra que le fue dada para impartir a Su Novia.

Nos alimentamos diariamente de La Voz de Dios mientras Él habla por medio de Su ángel mensajero vindicado y nos revela Su Palabra.

Dicen que le damos mucho crédito a este ángel y no a Jesús. Toda la gloria debe ser para Jesús. ASÍ ES. Este Mensaje no son las palabras de Su ángel, son las Palabras de Dios. No adoramos al hombre, sino al Dios EN ese hombre. Ese es el núcleo de este Mensaje.

No se identifiquen con este ministro:

Y así que alguien parado a la puerta (hace muchos años, aquí en el tabernáculo), un ministro, dijo: “Bendito sea Dios, yo no quiero que nadie me diga eso”. ¿Ven? Dijo: “Yo quiero que toda la gloria sea para Dios”. Y yo dije: “Pues, sí lo es”. ¿Ven? Y dije: “Pues, a mí me gusta”. Yo dije: “En verdad me gusta”. Y dije: “Tengo que ser veraz”. Y él dijo, dijo: “Bueno, no me gusta que la gente diga eso de mí, ¡bendito sea Dios!” Yo dije: “Sólo hay una diferencia entre Ud. y yo: yo soy sincero al respecto, y Ud. no”.

Revisemos algunas citas y veamos el énfasis que puso DIOS en este ángel.

Dios le dio la interpretación divina que Tú me has dado

Él recibió “el maná escondido”. El maná que no es dado a toda la congregación.

Fue una revelación especial porque él tenía que enseñarles a los otros.

¿Quién recibió esta revelación? La revelación de la Palabra es dada al ángel de esa edad.

¿Qué fue? Es una revelación un poco mayor de lo que es Cristo, quizás un llamamiento más elevado.

¿Quién controlaba lo que él decía? El ángel estaba en Su mano bajo Su propio control.

¿Qué poder tiene él? Dándole poder vivificador de Él, desde Su mano derecha.

¿Qué tan importantes son las palabras de este ángel? Ellos están en poder supremo mientras están aquí en la tierra; porque ellos son las Luces de Él, dando la Luz a esa edad de la iglesia.

Ahora, afiancémoslo.

¿Quién es el séptimo ángel mensajero? El gran ángel de Luz que vendrá a nosotros.

¿Qué hará este ángel? Que nos guiará fuera, un gran Espíritu Santo, un poder venidero, y nos guiará al Señor Jesucristo.

Ustedes dirán que él se refiere al Espíritu Santo: Él probablemente no lo sabrá, pero él estará aquí alguno de estos días.

¿No sabrá el Espíritu Santo quién es Él?

Él no está aquí, pero ¿estará aquí algún día?

Él está hablando DEL ÁNGEL DE LUZ, EL MENSAJERO DE LA SÉPTIMA EDAD DE LA IGLESIA

Pero ¿qué hará Dios por Su ángel? Dios lo dará a conocer. Él no se tendrá que dar a conocer a sí mismo, Dios lo dará a conocer. Dios probará a los Suyos. Eso es lo que Él dijo cuando Jesús estaba aquí y ellos no lo conocieron, ¿ven? Él dijo: “Si no hago las obras de Mi Padre, entonces no me creáis; mas si hago las obras de Mi Padre, y no me pueden creer, entonces creed a las obras”.

Por esa razón este ángel es nuestro pastor: Uds. nunca vivirán más alto que su pastor. Uds. recuerden eso, ¿ven? Y así que...Porque él es el pastor que los alimenta. Si él es el pastor, él tiene que saber en dónde está el maná, para alimentar a las—las ovejas.

Y nosotros, la Novia, decimos: ¡Estamos descansando en eso!”.

El Hermano Joseph Branham

sábado, 21 de noviembre de 2020

Querida Novia que habla de la Deidad:

Mientras el mundo se encuentra en un estado de confusión, pánico y ansiedad, la Novia está escuchando esa Voz en nuestros hogares, nuestras iglesias, nuestros autos; caminando con pequeños tubos en nuestros oídos, mientras Su mensajero nos dice que Dios nos está observando desde la cumbre de las peñas —no en algún valle viendo nuestros errores y condenándonos—, sino viéndonos de la manera que Él quiere vernos, a la altura de Su amor y misericordia. Estamos SOLOS con Él, diciéndole que no necesitamos el consejo de ningún concilio, pues tenemos el "Así dice el Señor" en medio nuestro.

Nos pararemos como Josué y Caleb. Nuestra Tierra Prometida ya se alcanza a ver, así como la de ellos ese día. Él nos dijo que Josué significa "Jehová-Salvador", y representa al líder del tiempo del fin que vendrá a la iglesia, así como Pablo fue el líder original.

Nosotros representamos a Caleb, aquellos que se mantuvieron fieles a Josué. Josué fue un profeta enviado por Dios. Dios dejó todo el liderazgo en manos de Josué, puesto que había permanecido con la Palabra. Dios podía confiar en Josué, pero no en los demás. Él dijo que eso se repetirá en este último día... el mismo problema, las mismas presiones.

En cada edad, Él se mantiene diciéndonos cuán cuidadosa debe ser la Novia para permanecer con Esa Palabra y con aquel que Dios coloca como el verdadero líder ordenado y vindicado para nuestro día.

Ustedes dicen que es el Espíritu Santo. Eso es correcto, pero Dios prometió que en esta última edad enviaría a Su séptimo ángel mensajero para guiar a Su pueblo, así como lo hizo en los días de Moisés; como hizo en todas las edades. Dios nunca cambia. Su programa siempre permanece igual.

Ahora, recibamos aquí una advertencia de las Escrituras. ¿No fue en los días de Moisés, a quien Dios había vindicado, cuando se levantó Coré contra ese poderoso profeta? Este disputaba con Moisés y decía que tenía semejante dotación de Dios para guiar al pueblo y que otros también compartían de la revelación Divina así como Moisés. Él negó la autoridad de Moisés.

Hoy ese espíritu dice: "No pueden creer cada Palabra de las cintas", "están fuera de la Palabra si creen eso", "hay una diferencia entre la Biblia y las cintas".

Solo tengo que comentar al respecto que somos como los efesios de antaño. Conocemos la Palabra que el Hermano Branham nos enseñó. Creemos en cada palabra que nos enseñó. No son sus palabras, sino las Palabras de Dios que hablaron por medio de él, al igual que Pablo.

Se encontraron cara a cara con aquellos apóstoles falsos y les dijeron: “Uds. no están diciendo lo que dijo Pablo. Por eso, Uds. son falsos”. Oh, eso hace arder mi corazón. ¡Vuelva a la Palabra! No es Ud. el que en verdad prueba al apóstol y profeta y maestro. ES LA PALABRA LA QUE LOS PRUEBA. Alguno de estos días vendrá un profeta a la Iglesia de la edad de Laodicea y Ud. sabrá si él es el verdadero enviado de Dios o no. Sí, lo sabrá. Porque si él es de Dios, ÉL ESTARÁ EN ESA PALABRA EXACTAMENTE COMO DIOS SE LA DIO A PABLO. ÉL NO SE DESVIARÁ DE ESA PALABRA NI POR UN MOMENTO, NI POR UNA TILDE. En esa última edad, cuando aparecerán muchos profetas falsos, fíjese como es que le dirán constantemente que si Ud. no les cree a ellos y lo que ellos dicen, entonces Ud. estará condenado. Pero cuando llegue a la escena ese PROFETA DEL ULTIMO DIA, si él en verdad es aquel profeta, él estará clamando: “¡Vuelva a la Palabra o Ud. será condenado!” Él no edificará sobre revelación o interpretación privada, sino sobre la Palabra. ¡Amén y amén!

Entonces ¿cuál es la Palabra para nuestro día? ¿Solo la Biblia y no las cintas?

Ahora, Pablo le estaba diciendo eso a su audiencia hebrea. Pues, ellos no tenían grabadoras como nosotros las tenemos aquí hoy; sino que ellos tenían escribas sentados allá, escribiendo Eso, a medida que Pablo lo predicaba.

Y así mismo es que sucede aquí. Nosotros lo estamos captando en grabadoras, y estas cintas van por todo el mundo (¿ven?), para mostrar que sí es la Verdad. Nuestra religión no es en vano, es absolutamente Jesucristo resucitado; es lo mismo. Ahora, no debemos descuidarla.

Hebreos, capítulo tres (57-0901M)

Está allí para que todos la lean y escuchen. Como hicieron en los días de Pablo, cuando solo tenían escribas, hoy estamos recibiendo esa misma Palabra mediante grabadoras. ¡Cuán ciegos y faltos de revelación pueden ser ellos!

Debido a que creemos cada Palabra, estamos convirtiéndonos en esa Novia Palabra completamente manifestada que Él prometió que vendría. Somos carne de Su carne, huesos de Sus huesos, Espíritu de Su Espíritu. Somos Su Novia Palabra que producirá las mismas obras de Jesús.

Así que cuando un hombre nacido y lleno del Espíritu, recibe esa Palabra en fe en su corazón y la pone sobre sus labios, pues eso es igual a que si hablara la Deidad. Toda montaña tiene que desvanecerse. Satanás no puede pararse ante ese hombre.

Qué momento tan maravilloso estamos viviendo. Estamos tranquilos, relajados y sin temor. Cada montaña tiene que moverse. Satanás no puede hacernos frente. Dios está hablándonos, con cada Mensaje que escuchamos nos dice que somos Esa Palabra viviente que fue predicha que vendría en estas Edades de la Iglesia.

Si quieren recibir las bendiciones más grandiosas de todos los tiempos, escuchar la revelación más grande que se ha hablado desde la fundación del mundo, únanse a nosotros el domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville) para escuchar La edad de la Iglesia de Pérgamo (60-1207).

El Hermano Joseph Branham

 

Escrituras para leer en preparación para escuchar el sermón La edad de la Iglesia de Pérgamo:

Números 23: 8-9

Apocalipsis 2: 12-17, 17: 1-5, 17:15

 


miércoles, 18 de noviembre de 2020

Queridos Redimidos:

Qué otro momento glorioso vivimos el domingo, mientras estábamos sentados juntos y escuchábamos al Espíritu Santo hablarnos por medio de Su vaso elegido y revelarnos Su Palabra. Al despedirnos, él nos animó de nuevo al decirnos: Lo conoceremos, y redimidos a Su lado nos pararemos, Lo conoceremos por las huellas de los clavos en Sus manos.

Luego nos dijo que invocáramos el Nombre de Jesús y que nos postráramos a Sus pies al reunir a nuestras familias y hacer una oración familiar.

Hasta nos dijo cómo debemos acercarnos a Él esta noche en nuestra reunión de oración.

¡Oh iglesia de Dios, no fallen en captar esto! El adorador, una vez que verdaderamente se acerca al Hijo de Dios y por fe pone sus manos sobre Él (¡Oh, hermano!), mira ahí Su rostro con aquella escupida corriendo ahí en Su rostro, la Sangre corriendo por Su rostro, y siente los dolores de: “¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has desamparado?” Oh, hermano, cuando uno ve qué precio, el que murió por uno, y Quién fue, Emanuel, Dios muriendo en lugar de uno.

¡Esta noche disfrutaremos otro momento maravilloso en comunión con Él!

El Hermano Joseph Branham