domingo
mayo 30, 2021
65-0822M
Cristo Es Revelado En Su Propia Palabra

Amada Novia del Mensaje de un solo Hombre:

Me siento muy agradecido de que Dios haya elegido personalmente al profeta para nuestra edad antes de la fundación del mundo. Él eligió el Mensaje que traería y hasta la naturaleza misma del hombre. Él le dio lo que atraería a la gente de nuestra edad.

Con Su mensajero elegido, Él le reveló a Su Novia quiénes son y quién es su mensajero. A todos los demás, les cegó los ojos. Ellos nunca pueden salir de detrás del velo para ver a Dios escondido en carne humana.

Él se preocupó tanto por nosotros que vistió a nuestro profeta con el tipo de vestimenta que Él tenía: la naturaleza, la ambición y todo, exactamente como él debía ser; - lo eligió perfectamente para nosotros, para que pudiera llamar a salir a Su Novia.

Uno de los mayores obstáculos que el enemigo intenta usar hoy es separar el Mensaje de la Biblia cuando dice: "Si Ud. tuviera que escoger entre la Biblia y el Mensaje, ¿cuál escogería?"

¡Qué truco del diablo al decir tal cosa! Si alguien le pregunta algo semejante, Ud. sabe inmediatamente que NO tienen ninguna revelación de la Palabra. Este mensaje es Cristo revelado en Su propia Palabra.

Las palabras mismas del profeta son:

Ahora, hallamos que Elías podía decir aquello porque el Mensaje de la hora y la Palabra de Dios, o el mensajero, el Mensaje—el Mensaje y la Palabra eran exactamente lo mismo. El profeta, la Palabra, el Mensaje; el mensajero, el Mensaje, y Mensaje, eran lo mismo. Jesús dijo: “Si no hago las obras que están escritas de Mí, entonces no Me creáis”. Eso está bien. Cualquier hombre y su mensaje son uno.

Ud. no puede separar el Mensaje del mensajero, son lo mismo. Tampoco puede Ud. separar la Biblia del Mensaje, son lo mismo. Es Dios interpretando Su Palabra.

Nosotros sí tenemos algo definitivo, un Absoluto, y esa es la Palabra de Dios. Toda la Biblia no es palabra de hombre, ni fue escrita por - hombre, traída por hombre, ni tampoco puede ser revelada por - hombre. Es la Palabra de Dios revelada por Dios Mismo, Su Propio Intérprete, Cristo revelándose a Sí Mismo en Su Propia Palabra.

Su Palabra no necesita interpretación. Lo que Él habla por medio de los labios de Su profeta es Su Palabra siendo interpretada. Él nos advirtió que no le cambiáramos ni una puntuación, una expresión, puesto que es Dios. Dios manifestado en forma de carne humana. Dios Mismo en forma de letra, forma de profeta, manifestado en carne.

Para escribir Su Biblia, Dios envió a Sus profetas, la cual era la forma que tenía de traer Su Palabra al pueblo, por medio de los labios de Sus profetas. Esos profetas escribieron la Palabra infalible de Dios.

Ellos estaban en compañerismo constante con el Autor. Vivían constantemente en la Presencia del Autor, para saber lo que iba a ser el Libro. Tenían la pluma en sus manos lista en cualquier momento, para anotar todo lo que Él dijera y escribirlo.

Pero en nuestro día, Él habló de boca a oído con nuestro profeta, pues Su llamado era mucho más alto. Su llamado era revelar la Palabra de Dios que había sido escrita y escondida en Su Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis.

Todo está en Su Palabra, la Biblia, pero ha estado escondido desde la fundación del mundo y nadie conocía estos secretos. A menos que Ud. tenga este Mensaje y crea que es la interpretación de la Biblia, tampoco Ud. conocerá toda la Palabra de Dios.

Si separamos la Biblia del Mensaje de la hora, seríamos como las denominaciones. Estaríamos leyendo, pero nunca conoceríamos o recibiríamos la revelación completa. Nunca podríamos convertirnos en Su Novia. Estaríamos esperando, y esperando, y esperando y nunca tendríamos las respuestas.

Leeríamos Malaquías, Juan, Lucas, Hebreos, Apocalipsis y luego preguntaríamos: “¿Dónde está aquél que Dios prometió que regresaría en carne humana y volvería el corazón de los hijos; nos diría muchas cosas que no podríamos soportar; nos hablaría por medio de Su ángel poderoso y nos revelaría todos los misterios escritos en la Biblia? ¿Qué significan los Siete Sellos? ¿Cuál es la verdad de la Deidad, Los Truenos y la verdadera revelación de Sí Mismo?".

Nuestro profeta mensajero es el ÚNICO intérprete divino de la Palabra de Dios. Él fue aquel que Dios escogió para hablar e interpretar Su Palabra. Al igual que Moisés, él era la Palabra viva para nosotros, velada en carne humana. Él fue aquel que Dios eligió para llamar a Su Novia.

Él advirtió a la gente el domingo pasado:

Su Palabra es revelada a uno. Siempre ha sido así: un profeta vino con la Palabra del Señor, en cada edad, cada vez, a través de la Escritura. La Palabra viene a uno. En cada edad, igual, aun en las edades de la iglesia, desde la primera hasta la última. Otros tienen sus lugares, eso es cierto, fíjense, pero no se acerquen a esa Columna de Fuego.

Manténgase alejado de esa Columna de Fuego. ¿Qué hizo esa Columna de Fuego? GUIAR A LOS HIJOS. Nuestro líder de la Columna de Fuego es Dios hablando por medio de Su mensajero de la Séptima Edad, que está llevándonos a la Tierra Prometida.

Somos Sus Escogidos. Somos los elegidos de Dios. Somos Su Novia llamada a salir. Tenemos la Revelación de Él ayer, hoy y por los siglos.

Reconocemos nuestro día y nuestro mensajero. Reconocemos quiénes somos: Su Palabra manifestada. Somos Su Novia que se ha preparado por Su Palabra revelada.

Vengan a escuchar a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville) y oigan las respuestas a todo lo que está escrito y escondido en la Biblia. Vengan a encontrar a Cristo revelado en Su Propia Palabra (65-0822M).

El Hermano Joseph Branham

 


 

Escrituras para leer antes de escuchar el Mensaje:
Éxodo 4:10-12
Isaías 53:1-5
Jeremías 1:4-9
Malaquías 4:5
San Lucas 17:30
San Juan 1:1 / 1:14 / 7: 1-3 / 14:12 / 15:24 / 16:13
Gálatas 1:8
2 Timoteo 3:16-17
Hebreos 1:1-3 / 4:12 / 13:8
2 Pedro 1:20-21
Apocalipsis 1:1-3 / 10:1-7 / 22:18-19