domingo, 11 de abril de 2021
64-0719E
Yendo Más Allá Del Campamento

Amados en la esfera invisible de las Cintas:

Somos ese pueblo en la esfera invisible de las Cintas que está magnetizado a cada Palabra que se habló en la cinta magnética. Nos enorgullece decir: “SÍ, creemos cada Palabra. Creemos que es el cumplimiento de Malaquías 4: 5, Lucas 17:30, Hebreos 13: 8, Apocalipsis 10: 7. Creemos que es la Voz de Dios para nuestro día. Creemos que es Así Dice el Señor ”.

¡Oh, cuando todos nos reunimos, estos grupitos juntándose, es maravilloso! Sin denominación, sin ligaduras a nada, sino solo ligados a Jesucristo, eso es todo (¿ven?), sentados juntos en lugares Celestiales.

¡Qué fin de semana de Pascua de letra roja tan especial nos concedió el Señor, mientras magnetizaba a Su Novia con Su Voz! Él nos reunió de muchas partes del mundo y nos colocó en lugares Celestiales, y luego nos reveló Su Palabra al decirnos: “Shalom. No temáis, todo está bien. Vendré por ti pronto. Ya no tardará mucho. Eres un reflejo de Mi Palabra”.

Qué maravilloso fue cuando todos nos reunimos a diario y Lo adoramos, Lo alabamos y Le agradecimos por nuestra sanidad, otra re-llenura de Su Espíritu Santo y, lo más importante, por darnos la Revelación Verdadera de Él en nuestro día.

Nos regocijamos como nunca. Ha llegado un gran avivamiento entre Su Iglesia. No puede haber ningún error, ninguna duda; lo hemos reconocido a Él en nuestro día y ahora hemos reconocido quiénes somos, Su amada Novia.

Al reunirse las Águilas, re-consagramos nuestra vida de nuevo a Él y Le dijimos de corazón:

Soy Tuyo, Señor. Me postro aquí en este altar, tan consagrado como sé hacerlo. Quita el mundo de mí, Señor. Quita de mí las cosas que son perecederas; dame las cosas imperecederas: la Palabra de Dios. Concede que yo pueda vivir esa Palabra tan plenamente-que la Palabra esté en mí y yo en la Palabra. Concédelo, Señor. Concede que yo nunca me aparte de la Palabra. Permite que yo sujete esa Espada del Rey firmemente, y así de cerca empuñarla. Concédelo, Señor.

Esta verdaderamente es la oración de cada creyente: que nunca nos apartemos de Ella. Que nunca agreguemos nuestros pensamientos o nuestras ideas, sino que permanezcamos en el camino provisto por Dios para nuestro día, este Mensaje.

Él nos ha provisto todo lo que necesitamos: un cordero para el sacrificio, la Columna de Fuego, un profeta, la Voz de Dios en cinta magnética. El Mensaje de esta hora coincide con todo lo que habla la Biblia.

Como sucedió en el Monte de la Transfiguración ese día, cuando fueron comisionados a solo "oírlo a Él", ese es nuestro testimonio en este día, puesto que la Novia SOLO quiere "oírlo a Él".

Queremos ir más allá del campamento. No importa lo que nos cueste, tomaremos nuestra cruz y la cargaremos todos los días. No importa lo que los demás digan de nosotros, que nos malinterpreten o se burlen de nosotros, queremos seguirlo a Él fuera del campamento.

Amada Novia, SOLO HAY UNA MANERA SEGURA: PRESIONAR “PLAY” Y ESCUCHARLO A Él. El profeta dijo que los hombres pueden estar verdaderamente ungidos por Dios, con una revelación correcta de Dios y estar equivocados; sin embargo, las Cintas NUNCA PUEDEN ESTAR EQUIVOCADAS.

Vengan para ser magnetizados por Su Palabra, junto con nosotros, este domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville) mientras estamos Yendo más allá del campamento (64-0719E) y escuchando la Voz de Dios hablarle a Su Novia.

El Hermano Joseph Branham

 

Escrituras para leer antes del servicio:

Hebreos 13:10-14

Mateo 17:4-8

 


Sermones traducidos

Francés

Español

Portugués

Italiano

Noruego

Rumano

Ruso