domingo, 1 de noviembre de 2020
60-1204e
La Visión De Patmos

Queridos Omnipotentes:

ASÍ DICE EL SEÑOR, el Espíritu de Moisés, Elías y Cristo, nos está ministrando en nuestros hogares. Él está trayéndonos la Revelación completa de Jesucristo.

El Padre le dio la Revelación a Su Hijo, Jesucristo. Luego envió Su ángel a Juan, para declarar estas cosas, las cuales eran, las cuales son y han de ser. Entonces, creemos que Él nos envió a ese mismo ángel, el gran profeta que vendría a la tierra en los últimos días. Él está revelando los misterios que no se revelaron en ninguna otra época. Debía ser revelado y entendido solo por una cierta clase profética de personas. NOSOTROS SOMOS esa gente. Su Novia escogida cuidadosamente.

Ha llegado la hora, las sombras de la tarde han caído, se está dando el trasfondo de La Revelación de Jesucristo al mundo. Dios está siendo revelado en el poder de Sus demostraciones del Espíritu Santo. El Día de la redención cerca está.

¿Qué es lo primero que tenemos que hacer? Debemos entrar en el Espíritu. No podemos hacer nada bueno hasta que primero entremos en el Espíritu. Juan estaba en el Espíritu cuando el Padre envió a Su ángel para mostrarle todos estos misterios. Debemos estar en ese mismo Espíritu para que esa Voz nos revele estos misterios.

Juan no dice que se volteó para ver a la persona cuya voz escuchó, sino que se volvió para ver la voz. Oh, me gusta eso. Se volvió para ver la voz. La voz y la persona son lo mismo.

La primera de todas las revelaciones es la Deidad Suprema de Jesucristo. Deben saber quién es Él cuando escuchen la Voz. La misma Voz que sonó en el Monte Sinaí, es la misma Voz que sonó en el Monte de la Transfiguración, es la misma Voz que nos habla cuando presionamos “Play”.

Primero, debemos reconocer y creer que Jesucristo es nuestro Señor y Salvador. Entonces, debemos reconocer y creer en Su Voz que habla por medio de Su séptimo ángel mensajero. ENTONCES, ¡¡debemos creer y reconocer quiénes SOMOS!!

No lo iba a decir, pero lo voy a decir. El hombre es omnipotente. Uds. no creen eso, pero él es. Un hombre completamente rendido a Dios es omnipotente. ¿No dijo Él, en Marcos 11:22: “Cualquier cosa que dijeren, y no dudaren en su corazón, vendrá a suceder. Uds. pueden tener lo que hayan dicho”?

¿Qué sucede cuando dos omnipotencias se encuentran? Cuando Dios y el hombre se encuentran, dos omnipotencias, algo tiene que estremecerse. Algún...Cualquier cosa que dijeren con ese poder creativo de omnipotencia de Dios, sabiendo que Él lo prometió, y que Él lo dijo en Su Palabra, eso crea un poder que sale más allá y trae cosas a cumplimiento, cosas que no son, las hace como si son, porque dos omnipotencias se han encontrado. ¡Ahí está Él! ¡Oh, no es Él maravilloso!

En qué hora estamos viviendo, Dios y el hombre se están volviendo Uno. Está creando un poder que está cumpliendo Su Palabra. La Novia está siendo restaurada por completo.

Hagamos silencio delante de Él y escuchemos Su Voz que nos habla y dice:

“Yo soy el Señor que te sana. Yo soy el Señor que te da Vida Eterna. Yo te amo. Yo te conocí antes de la fundación del mundo. Yo puse tu nombre en el Libro, tú eres Mío. No temas, soy Yo. No tengas miedo, Yo estoy contigo”.

Que la Novia se una el domingo a las 2:00 p. m. (hora de Jeffersonville) y sentémonos juntos en lugares Celestiales con la Voz de Dios sonando dulcemente y hablándonos mientras escuchamos La Visión de Patmos (60-1204E).

El Hermano Joseph Branham

 

Escrituras para leer en preparación para escuchar el sermón La visión de Patmos:

Isaías 28:8-12

Daniel 7:8-14

Zacarías 4:1-6

Malaquías 4:1-2, 4:5

San Mateo 11:28-29, 17:1-2

San Juan 5:22

Hebreos 4:3-4, 4:7-10, 4:12

Apocalipsis 1:9-20, 19:11-15

Escrituras para La visión de Patmos (Libro de las Edades de la Iglesia):

Números 21:8-9

Isaías 28:8-12, 66: 8

Daniel 7:9-14

Zacarías 4:1-6

Malaquías 4:1-3, 4: 5-6

San Mateo 11:28-29, 16:28, 17: 1-13

San Lucas 22:44

San Juan 1:1-3, 1:48, 3: 14-19, 4:24, 5:22, 8:24, 10: 37-38, 14:12, 15:1, 17:20

Hechos 2:38

Romanos 2:3, 2:5-17

Efesios 4:30

Hebreos 4: 8-10, 4:12, 6: 6

Apocalipsis 1:9-20, 17:15, 19: 11-16, 21:23